LA VIDA QUE SOÑABA

Agitaba sus brazos como pájaros las alas.

Lloraba bajo el Sol para secar sus lágrimas.

Cerraba los ojos para olvidar sus problemas.

Cantaba bajo el mar como cantan las sirenas.

Indagaba  siempre en el porqué de las cosas.

Besaba el aire como besamos lo que nos importa.

Su mirada calaba como un silencio inoportuno.

Solía reír a carcajadas sin motivo alguno.

Intentaba innovar para romper con la rutina.

Escuchaba a escondidas conciertos de Sabina.

Imaginaba una vida de película.

Tocaba la guitarra con mucho cariño,

con el cariño que se toca todo aquello que se ama.

2 comentarios en “LA VIDA QUE SOÑABA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s