POESÍA EN LAS ENTRAÑAS

Se refugiaba en el desamor de Bécquer
mientras declaraba que su vida era un lastre.
Era un viaje incierto hacia el pasado,
ella lo buscaba con más ganas que motivos.
Los recuerdos que acumula con un verso,
son complejos de narrar de forma exacta.
Ella lo vive todo muy intenso,
aunque finja indiferencia en sus pisadas.
Detestaba pesar dolor en la balanza,
calcular la masa de su rabia contenida.
Hacía caso omiso a los halagos,
y con mucho amor propio recibía
los improperios ausentando críticas.
Tiene los sentimientos blindados,
descansando en madrigueras.
Solo se mojan cuando llueve,
porque el agua cala las paredes
del cobijo que los cubre.
Las sales que se deslizan por sus ojos,
no obstruyen lagrimales.
Marcan un brillo a su paso
hasta que mueren en sus labios.
Es vaivén prudente
por flujo controlado de emociones.
Es albergar con afán poesía
en las entrañas.

Ana Martínez

2 comentarios en “POESÍA EN LAS ENTRAÑAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s