CÓLERA

Yo he visto la furia de la bestia negra colérica,
y por un momento sentí que era yo la solemne alimaña.

El paradigma agónico de estos ojos en luto,
de este cuerpo que emerge de lejanos suburbios;
me ha socorrido tras afásicos sonidos,
hasta en la esclava libertad que trajo el hábito.

Será el dominio del escándalo revuelto,
o el choque de balas tras un encuentro inesperado de fusiles,
o la ira acumulada entre el dedo y el gatillo que hay detrás de las pistolas.

Me bastará tan sólo una llama,
que prenda de noche la hoguera,
y que calme las fúlgidas ascuas que a esta arroja.

He entonado versos salvajes, y después repudiado
los idílicos cantos que infunden calumnias.

He proclamado una guerra insufrible,
no hay tregua, ni trinchera que me salve.
Esparciré mi odio sólo allá donde lo quieran,
y así teñiré con tintes de furia todas mis letras.

 

Ana Martínez

Un comentario en “CÓLERA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s