JAMÁS

Ya no habrá más flores cubriendo lienzos,
ni primaveras,
ni veranos,
ni inviernos,
ni las mustias hojas ocres
que en otoño se emancipan de los árboles.

Jamás habitará esos cuadros
un mínimo gesto de impulso.
Jamás volverán los tonos alegres,
las pinturas naranjas, rojas o verdes.

Quedarán ocultos quizás los besos tras colores oscuros
que nunca marcaron
que nunca marcarán
porque fueron besos guardados.

Servirá de consuelo mirar al cielo estrellado:
amplio abanico de astros colgados,
que sólo se pliega de día,
y de noche, con fuerza, se agita nervioso.

Entonces,
el viento forma huracanes donde fue pactada la calma perpetua,
y trae mareas a los mares que fueron estanques de agua exhausta,
y congela el tiempo en relojes cediendo ventaja,
y arrasa ciudades que antaño fueron ruinas.

Ana Martínez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s