ES SÓLO A RATOS

Seguro que podremos pasar por alto las excusas,
o darnos a la fuga sin nada que llevarnos escondido bajo el brazo.
Pero claro,
quién va a obligar al enfermo a retrasar su encuentro con la desgracia…

Hablo del plural que carga a las espaldas
lo que perdí por defender con las entrañas;
es decir, hablo de ti como nunca lo hice antes.

Es sólo a ratos cuando olvido que te has ido,
pero cuando esto me pasa,
yo trato de fingir que te olvidé hace ya muchos años.
Y es entonces cuando de verdad consigo olvidarte,
pero no por mucho tiempo.

Será que de algún modo me obligo a ejecutar
ese reflejo automático de mirarte si estás delante.
Porque casi siempre lo estás,
o así, al menos, sucede en mi mente;
a pesar de que a veces resulte redundante el hecho de verte doble sin pasarme whisky.

Como el pez que decide suicidarse dejándose llevar por el anzuelo tras morderlo,
yo vuelvo a imaginar de nuevo lo que nunca pude.

Ana Martínez.

3 comentarios en “ES SÓLO A RATOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s