MÍNIMA PROBABILIDAD

Tú, que llegaste a mí como alusión oblicua
incorporándote a mi órbita perdida
más perdida que la ética en cualquier guerra.

Yo sólo quería decirte que sin ti
cualquier día de gloria acaba en agonía.

No sé cómo fue que nos hicimos inseparables
como los lunes y los martes
como pocas cosas que todavía nombramos juntas.

Jamás quise ponerle nombre a esa mínima probabilidad
que podría tener yo de encontrarte
porque era exagerada sin ser exacta
y estaba repleta de limitaciones.

Ahora que nos movemos casi en paralelo
y sabemos que nuestra propia ausencia
jamás sería tal cosa para el resto.

Ahora, justo ahora agachamos la cabeza
cuando recordamos que mantener la mirada
acabó siendo un acto de fuerza hace ya tiempo.

Ana Martínez.

Un comentario en “MÍNIMA PROBABILIDAD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s