PLANES DE RIESGO

Resulta que es invierno, y el frío es la obviedad propia
de estaciones como esta. Luego hay gestos fríos
como una frase a solas, un abrazo o un saludo, sólo.
Y otros gestos algo más cálidos, que nunca podrán contrarrestar
la sensación que producen en nosotros los anteriores.

Llegaste a mí rozando el límite de las oportunidades,
como un avión aterrizando por emergencia en esta pista
que no contaba con señales de aviso.

Como el familiar que le cede su vida en un abrazo
al tripulante que ha salido ileso, así te recibí por entonces.
Cuando contaba -quizás- con otros planes de riesgo,
que ponían en juego algún futuro posible.

Sucede que a veces las palabras se abandonan
para decir algo más que cosas.

Pero jamás, estas jamás se olvidan.

Ana Martínez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s